CASAS DE PUEBLO, ¿QUE MIRAR?

A veces podemos no saber muy bien que tenemos que mirar en una casa de pueblo cuando la queremos comprar. Asesorarse con algún experto en la materia es importante. Vamos al pueblo, nos enseñan la casa, vemos como es, y podemos salir con un saor de boca muy diferente al que nos imaginábamos. Si no se está acostumbrado a ver este tipo de propiedades pueden defraudar. Así pues, lo primero: cambia el chip. Es una casa de pueblo, cuyos muros tienen casI seguro más de 100 años, no es un piso en tu ciudad. Lo habitual, para empezar es que vayas a ver mucha humedad (si la casa está cerrada hace tiempo) y grietas en las paredes.  ¿Debes tener miedo a esto?. Decididamente NO.  La humedad sale de no vivir y por que antes no construían con una cámara de aire en los cimientos. En el momento que habites, esa humedad desaparecerá. La solución es rascar y pintar de nuevo, e ir controlándolo, por supuesto (recuerda,  no es un piso).  Respecto a las grietas, estas suelen salir en la capa superficial, llamado “rebozado”. Suele ser una capa de cal y yeso de un dedo de grosor que se daba a modo de aislamiento y también para dejar las paredes más lisas y bonitas, que a raíz de la humedad ha ido desquebrajándose. Piensa que son muros muy gruesos de más de un metro de grosor, una grieta de escasos centímetros de profundidad no pone en peligro la estructura.

Ahora bien, hay otro tipo de grietas que han “partido” la casa. Son grietas que cuando salieron no fueron subsanadas, y ahora es tarde y mucho más costoso. Son grietas que se ven que van de arriba a bajo, por dentro y por fuera de casa, que ha hecho que hay parte de esa casa de pueblo se haya asentado ligeramente hundida por un lado. Muchas veces no es falta de calidad de la construcción, sino problemas con el asentamiento. Es decir, el terreno donde se levantó es malo, y los cimientos no son de gran calidad. Se ve la casa por fuera ligeramente inclinada, pero para un ojo entrenado. Por eso es tan importante el dejarte aconsejar por un profesional. Aún así tiene solución, y es poner un zuncho perimetral, una especie de cinturón que vuelva a juntar la casa y rellenar las grietas.

Lo más costoso en una reforma importante suele ser el tejado. Lo importante es que las vigas estén bien, fuertes, y cuanto más juntas, o más gruesas sean, mejor. Y aunque por fuera las veas feas, viejunas, si las lijas, verás que es solo un centímetro, las corteza de fuera, y por dentro seguro que están muy sanas, con un corazón sano. La cubierta lo normal es que sean de cañizos y también es normal que incluso se vea luz en varios puntos de ellos. NO deben preocuparte. Aunque veas la luz es muy probable que no entre el agua. Los tejados, lo importante es conservarlos, no meterse en  obras gradilocuentes de cambios enteros (nos ha pasado que clientes a los que les hemos vendido casas, se han metido en obras mayores innecesarias aconsejados por algún “profesional” de las reformas, y han terminado pagando por cosas que no necesitaban). Eso no significa que a veces, haya que cambiarlo entero, claro que si. Sólo tratamos de ayudaros para que os aconseje un buen profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s