EL MAESTRAZGO, ZONA INHÓSPITA Y SALVAJE DE TERUEL.

Pocas zonas hay tan inhóspitas en España como el Maestrazgo de Teruel. Inhóspitas y salvajes (ruego se entienda salvaje como la ausencia de moldeamiento del terreno por parte del ser humano). Es una zona con unas comunicaciones malas, para que vamos a engañarnos, donde los servicios no son precisamente abundantes, ni las grandes urbes se agrupan en sus terruños. Un lugar donde las palabras “frío” y “altura” alcanzan su máximo significado. Un sitio en el que la soledad es un lujo que todos pueden permitirse, y se puede otear el horizonte, siendo los pájaros lo único que te recuerde que el mundo sigue girando. Sin embargo, tiene algo mágico en sus montañas, en sus alturas, en ese frío que en invierno empuja hacia abajo el termómetro de toda España. El Maestrazgo es majestuoso como su propio nombre, no en vano su cabecera de comarca, Cantavieja,  fue un importante bastión medieval templario. Y en Tronchón se celebraba una feria medieval al que acudía gente de toda la península a vender e intercambiar sus productos, y como muestra podemos leer en la segunda parte del Quijote de Cervantes (¡no en la de Avellaneda!):  “… díole las bellotas, y más un queso que Teresa le dio por ser muy bueno, que se aventajaba a los de Tronchón. Recibiólo la duquesa con grandísimo gusto…”

Muestra de esta riquísima historia medieval son las casas, fachadas, localizaciones de los pueblos y urbanismos de los mismos que hoy quedan. Caminar por el Maestrazgo es retrotraerse 500 años. Y eso, es precisamente eso, en ese maridaje de naturaleza y pueblos del medioevo, lo que se puede dejar de recordar, es quizá eso mismo la definición de “magia del Maestrazgo”. Sólo hace falta pasear por el mismo Cantavieja, Tronchón, parte alta de Castellote, Cañada de Benatanduz, Iglesuela del Cid, Mirambel, Molinos (¡impresionante sus grutas de cristal!), Villarluego, Pitarque, etc… para convencerse de su belleza y de su importancia histórica. En sus casas de pueblo predominan las arcadas góticas, los sillares, los muros de carga, las vigas labradas decoradas en las casas de pueblo de cierta enjundia… y sus grandes chimeneas que acogían a sus gentes entorno a ellas para cobijarse del frío invierno del Maestrazgo. Son estupendas para conservarlas estas casas de pueblo en venta y convertirlas en casas rurales, por que tanta autenticidad es difícil de encontrar en un país, en el que queda tan poco salvaje, tan poco sin explotar, y con tantos bloques de apartamentos donde no deben.

casas de pueblo en venta casas rurales y masias en venta en maestrazgo teruelcasas en venta de pueblo teruel Aragonventa de casas rurales de pueblomasía en venta en maestrazgo teruelventa casas de pueblo casas rurales y masías teruel

Si quereis saber algo más del Maestrazgo en su comarca pueden ayudaros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s